Las ruinas más conocidas de la reducción de San Ignacio Miní, una misión jesuítica fundada a comienzos del siglo XVII para evangelizar a los nativos guaraníes.

La Reducción Jesuítica San Ignacio Miní, junto con las de Nuestra Señora de Loreto, Santa Ana y Santa María la Mayor (ubicadas en la Argentina) fueron declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Toponimia: El nombre proviene de Ignacio de Loyola, religioso católico fundador de la Compañía de Jesús, que fue la que instaló la famosa reducción aborigen. Loyola fue declarado santo por la Iglesia Católica.

Cómo llegar: Se accede a través de la Ruta Nacional 12 (Asfaltada) o la ruta Provincial 210.

Más info en: www.misiones.tur.ar